El curioso caso del incidente Cuphead y el periodismo de videojuegos

CompartirShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Cuphead pone en evidencia el periodismo de videojuegos

Agosto 24 de 2017, parecería una fecha sin ningún significado en particular, pero en el mundo de los videojuegos cobro un importante significado. Ese día Dean Takahashi periodista líder de venturebeat.com y con aproximadamente 21 años de experiencia en el periodismo de videojuegos, hizo público de manera Online un video de 26 minutos de un Gameplay donde jugaba Cuphead el cual está próximo a su lanzamiento.

¿Cuál fue el resultado de dicho gameplay?, una ola de críticas y de mensajes tildando de vergonzoso y patético a takahashi (Y otros fuertes insultos y amenazas de muerte), ya que al observar el video se nota un claro impedimento para mecánicas básicas de videojuego y parecería que nunca había jugado algún videojuego en su vida.

Juzguen por ustedes mismos el famoso gameplay.

Toda esta ira en redes sociales desencadeno un importante debate centrado alrededor del periodismo de videojuegos en la actualidad.

¿Si tiene 21 años en la industria y no puede jugar un 2D de plataformas, se puede confiar en su opinión relacionada a videojuegos? ¿Debería alguien realizar análisis y críticas a algo en que realmente no es bueno? ¿En qué sitios o periodistas deberíamos creer en el tema de videojuegos? ¿Las compañías están comprando el periodismo de videojuegos? Todas están incertidumbres no son nuevas y han venido haciéndose públicas en los últimos años, pero este incidente las han puesto sobre la mesa.

Personalmente, es lamentable que alguien como Takahashi tengo un rol en la industria de videojuegos y que crea que tiene la potestad de criticar o analizar, sin si quiera tener el mas mínimo conocimiento de esta interesante industria. El hecho de uno acreditarse una experiencia de 21 años como periodista de videojuegos y mostrar destrezas de un niño o alguien que en su vida ha tocado un mando de consola, genera dudas acerca de la veracidad de su trabajo. Llegar al punto de enviar amenazas de muerte o insultos a Takahashi es repudiable y no puede ser tolerado, sin embargo desenmascararlo y presionar que no sea más tenido en cuenta en esta industria debe ser realizado, ya que hay muchas otras personas que si se esfuerzan legítimamente por entregar contenido veraz y de calidad por posiblemente la mitad de lo que gana Takahashi y con mucha menos difusión.

Es importante aclarar que uno no espera que Takahashi sea un dios de los videojuegos o mucho menos, que se termine un Bloodborne en un día o que haga esos headshots imposibles de Call of Duty y Battlefield, uno espera que sea él y otros periodistas de la industria, competentes en su trabajo, ya que ser un buen o mal jugador es relativo, pero cuando a lo que te dedicas es criticar y analizar lo hecho por otros, uno esperaría que quien lo hace es alguien que sabe de ello.

Ahora nuestros esfuerzos de crítica constructiva al periodismo de videojuegos no deben cebarse con únicamente Takahashi, él es únicamente el detonador de un problema mayor. En la actualidad hay varios periodistas y sitios de esta industria que están demostrando una incompetencia o experticia en el tema similar o peor de Takahashi y en algunos casos hasta posibles actos de sobornos por opiniones favorables por parte de las compañías de los videojuegos. O como olvidar el escándalo de Warner Bros pagándole a varios youtubers famosos por sus reseñas de videojuegos para comentar favorablemente su juego Middle Earth: Shadows of Mordor (Lo cual fue el dinero más mal invertido porque Shadows of Mordor era un juegazo por si solo).

Este debate no acabara aquí y la marea bajara y en unos días Dean Takahashi seguirá en su vida de periodismo de videojuegos como si nada hubiera sucedido (Ojala no), pero el mundo gamer debe estar atento a la desinformación, la falta de objetividad y manos oscuras que puedan tomarse la industria. Ante todo debemos ser críticos pero no verdugos y entender que al final el consumidor de dicho contenido somos cada uno de nosotros, por lo cual hay que tener cuidado con la información que consultamos y realizar nuestros propios juicios, estando atentos en quien debemos confiar.

CompartirShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Gabriel Mutis (moleculardragon)

About Gabriel Mutis (moleculardragon)

View all posts by Gabriel Mutis (moleculardragon) →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *