Super Lucky’s Tale ANÁLISIS

CompartirShare on Facebook1Tweet about this on Twitter

Super Lucky tale es el sucesor espiritual del juego exclusivo del sistema de realidad virtual Oculus Rift Lucky tale, lanzado en 2016. El anuncio de este juego en el E3 de este año, genero emoción entre los usuarios de Microsoft, ya que parecía que el Xbox One por fin tendría un plataforma 3D digno de jugar.

ADORABLE ZORRITO …. Y NADA MÁS

La premisa del juego no es nada del otro mundo, pero ni los grandes plataformas como Mario o Banjo Kazooie la han tenido, lo cual no lo considero realmente un problema Lucky debe rescatar a su hermana de las garras del peligroso gato Jink y restaurar del libro de Eras.

Lo primero que sin duda destaca de Super Lucky tale, es que visualmente es adorable especialmente su personaje principal Lucky. Sin embargo, el juego parece que se conformara con solo su aspecto tierno y curioso, olvidando los demás aspectos que realmente hacen grande a un plataforma 3D.

EN UNA PALABRA: GENERICO

Sin duda la palabra que describe el gameplay de Super Lucky Tale es genérico. Sus movimientos no son nada del otro mundo y bastante reducidos. Tenemos salto, doble salto, golpe de cola y excavar, este último siendo el más interesante, pero poco utilizado. Todo el movimiento y mecánicas a través del juego se sienten ya vi esto y lo vi hecho mejor en otro lado. Sin duda teniendo visuales interesantes, se podría haber hecho algo más innovador y luego de jugar un rato, el aburrimiento ciertamente se apodera del jugador.

La palabra genérico sin duda también aplica a como se procede de mundo en mundo. Se deben recolectar tréboles (4 por mundo), los cuales están atados a objetivos como terminar el nivel eliminando un jefe sin inspiración (la verdad uno pierde contra los jefes porque los ojos se cierran del sueño), realizar una tarea opcional tediosa, recolectar 200 monedas o coleccionar las 5 letras que conforman el nombre de nuestro peludo protagonista. Aparte de lo anterior no hay más que hacer y la repetición definitivamente afecta en gran medida a este juego.

Por otra parte cabe mencionar que hay detalles que aunque parezcan insignificantes sí que afectan la poca emoción que podría existir en este título, como son:

  • Hay que recolectar 90 de los 99 tréboles de todos los niveles para siquiera enfrentar el jefe final y déjenme decirles que muchos de esos tréboles son extremadamente tediosos de recolectar
  • El doble salto es más corto que el salto normal de cualquier otro plataforma 3D que haya jugado. Es imposible saltar enemigos voladores de manera efectiva.
  • Solo hay 4 ambientaciones muy parecidas unas con otras: bosque, mexicano, granja y carnaval fantasma.

LA MUSICA SE DESTACA PERO NO DE LA FORMA QUE CREEN

Aunque ningún análisis haya tocado este tema, personalmente encontré la música de Super Lucky Tale enervante. Al tratar de utilizar beats similares a los plataformas clásicos traídos a la época moderna, la mezcla me resulto insoportable al punto que luego de la primera hora decidí quitar el volumen del todo. En un par de veces intente darle otra oportunidad, pero no fue posible tolerar las tonadas fuera de lugar que brinda este juego. Destaca la música, pero como el peor aspecto del juego.

COMENTARIOS FINALES

Aun con todos los aspectos negativos debo decir que uno no puede odiar este juego. Su mayor problema es ser simplemente aburrido y que posiblemente desaparezca del radar de cualquier gamer luego de su lanzamiento. Podría ser recomendado para los más pequeños ya que podrían entretenerse con la simpleza y ternura, además que su precio es muy accesible a 30 dólares.

Al final del día, Microsoft vuelve a desaprovechar otra oportunidad de expandir su catálogo de juegos y parece que será la última historia de Lucky, ya que una secuela es más ciertamente imposible.

Nota final: ¿Quién se le ocurrió lanzar este juego casi al mismo tiempo que Super Mario Odyssey?

 

NOTA FINAL: 5.0

CompartirShare on Facebook1Tweet about this on Twitter
Gabriel Mutis (moleculardragon)

About Gabriel Mutis (moleculardragon)

View all posts by Gabriel Mutis (moleculardragon) →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *